El nuevo cambio fiscal en la vivienda que te hará pagar más impuestos.


  • El nuevo cambio fiscal en la vivienda que te hará pagar más impuestos


 

Dos jóvenes consultan pisos en una inmobiliaria (Xavier Cervera)

 

El 1 de enero se pondrá en marcha el valor de referencia, que marcará los impuestos que se paguen por transmisiones patrimoniales, actos jurídicos o donaciones y sucesiones de inmuebles. El concepto se nutrirá de la información de transacciones reales notificadas por notarios y registros al catastro. 

El cambio pretende corregir partes del sistema previo tumbadas en la justicia, ya que cuando Hacienda creía que un contribuyente declaraba un valor menor al real para, pagar menos impuestos, se intervenía y se daba más validez a un cálculo estimado por las autoridades. En la práctica seguirá teniendo fallos, se alerta, y llevará a una factura fiscal igual o mayor.


Plazos

El 1 de enero marcará el cambio del sistema y pondrá en marcha el valor de referencia: las transacciones previas no se verán afectadas


Hasta ahora se pagaba en función de cuál era la mayor cifra entre el valor declarado, el precio pactado o el valor de mercado, y desde enero se tendrá en cuenta el valor de referencia, explica Gerard Aguilar, director de fiscalidad de Tecnotramit. Pero si lo declarado o el precio en una transmisión son más altos que la propia referencia, son los que se tomarán como base imponible, sigue. Así, “lo previsible es que se pague más, Hacienda nunca pierde”, menciona Manuel Esclapez, del grupo de expertos en haciendas locales y catastro de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf). 

Con un ejemplo se entiende mejor: si una vivienda se transfiere por 200.000 euros y el valor de referencia que tiene el fisco es de 300.000, se pagarán impuestos sobre esos 300.000. Si se hace por 350.000, por encima de la referencia, se abonarán sobre 350.000. “No necesariamente se pagará más, pero en principio parece que sí”, comenta José María Mollinedo, secretario general de Gestha. El comprador sería el más afectado.

En todo caso, no se tomará de base el 100% del valor de referencia, ya que se aplicará un factor de minoración de 0,9 para asegurarse de que esté por debajo del precio de mercado. Siguiendo el ejemplo, un valor de referencia de 300.000 se transforma en uno de 270.000 a posteriori, tras multiplicar por ese 0,9. Esclapez critica lo elevado de esta cifra, teniendo en cuenta que el valor catastral usa un coeficiente del 0,5, por citar. “Si se escritura por debajo del valor de referencia, el notario va a advertir para que se suba al de referencia”, dice Mollinedo. Desde enero se podrá consultar en el Catastro los valores para inmuebles de uso residencial (como pisos o casas), garajes y almacenes, que se extenderán más adelante al resto de tipologías. De momento solo se puede ver valores genéricos, como el precio del metro cuadrado por barrio.

Visita a un piso en venta, en una imagen de archivo (Kim Manresa / Archivo)